La Pitahaya, fruto de fantasía y color

La Pitahaya es una planta originaria de Sur América, distribuida a lo largo del continente siendo México y Colombia los principales productores a nivel mundial. En México se encuentra principalmente en los estados de Puebla, Campeche, Tabasco, Veracruz y Yucatán. Es una cactacea perenne y trepadora que puede crecer sobre árboles y piedras, de hojas suculentas, espinas y una flor blanca muy llamativa.
El fruto es ovalado color fiusha, con una especie de escamas y pulpa dulce y abundante. Puede llegar a pesar entre 400 y 500 gr y medir entre 10 y 15 cm.
Se consume fruta fresca o preparada como bebida refrescante, además de que tiene algunas aplicaciones medicinales; se pueden hacer jugos y mermeladas.
Entre sus aplicaciones medicinales, se puede decir que es un tónico cardiaco y, las semillas contienen un aceite de efecto laxante. El fruto es eficaz para la gastritis, en tanto que el tallo y la flor se usan para curar afecciones de los riñones, así como para la preparación de un shampoo casero que sirve para controlar la caspa y el dolor de cabeza. Fuente.
La Pitahaya, es una fruta exótica, silvestre y de intenso colorido que la convierte en una obra del arte de la naturaleza. Se puede utilizar para preparar gelatina, helado, yogurt, jarabe, dulces, mermelada, jalea o refresco, así como también se puede disfrutar comiéndola sola.
Esta cactácea crece cerca de albarradas o muros y de árboles que le sirven para apoyarse. Además de su admirable belleza y ricura, a esta fruta se le atribuyen también propiedades curativas, en especial para curar la gastritis. Fuente.Fin