Yerbabuena o Hierbabuena (Clinopodium douglasii)

La ajedrea, yerbabuena o hierbabuena (Clinopodium douglasii, sín. Satureja douglasii) es una hierba aromática perenne endémica de América del Norte, donde crece desde California hasta Alaska. Aunque recibió su nombre probablemente por la similitud de su aroma al de la hierbabuena europea (Mentha spicata), está sólo distantemente emparentada con ésta.
C. douglasii es rastrera, alcanzando los 75 cm de longitud del tallo semileñoso, y desarrolando zarcillos a intervalos regulares. Las hojas son alternas, ovoides y alargadas, serradas, glabras o glabrescentes, de entre 2 y 4 cm de largo, con superficie ligeramente adhesiva al tacto por la resina que presenta. Las flores son dioicas, axilares, de cáliz tubular, pequeñas y blancas o lavanda; aparecen en el verano boreal, dando lugar al fruto, una nuez, a comienzos del otoño. La polinización es llevada a cabo por insectos.
Crece silvestre en casi cualquier terreno, prefiriendo la sombra y los suelos arenosos y bien drenados. Tolera bien la humedad, aunque no la sequía.
Las hojas de la yerbabuena tienen un distintivo aroma fresco, debido a la presencia de pequeñas dosis de mentol en ellas. Se las aprecia en infusión para elaborar un té ligero y digestivo; al igual que otras lamiáceas, se le atribuyen propiedades antisépticas, antipiréticas y tónicas. Fuente.Fin