La Chaya, gran aportación de los Mayas al resto del mundo

Una gran contribución de los mayas al mundo ha sido sin duda el empleo de las hojas de Chaya.
En los alimentos y como medicina, proporciona cuantiosos beneficios al organismo humano. Entre ellos está el mejorar la circulación sanguínea, ayudar a la digestión, a la visión, desinflamar las venas y hemorroides, bajar el nivel de colesterol, ayudar a reducir el peso, prevenir la tos, aumentar el calcio en los huesos, descongestionar y desinfectar los pulmones, prevenir la anemia, mejorar la memoria y las funciones del cerebro, y combatir la artritis y la diabetes.
Además, la chaya es más rica en hierro que la espinaca y es una poderosa fuente de calcio y potasio. Crece muy fácilmente y es una hermosa planta que sirve de adorno en cualquier huerto o inclusive en un jardín y se puede acomodar de manera que forme un borde alrededor de un camino.
En la península de Yucatán es muy fácil encontrarla, pues se vende en casi todos los mercados y supermercados, su nombre botánico es Cnidoscolus Chayamansa.
Se consume de muchas maneras, como su hoja es blanda se puede añadir a las sopas, pastas, salsas, ensaladas, huevos, panes, en fin a todo lo que se nos pueda ocurrir, no tiene un sabor fuerte, así que es sólo como un condimento más. Para obtener mejores resultados hay que cocinarla a fuego lento.
Una deliciosa manera de tomarla es en forma de té. Fuente.

Entradas relacionadas:
Investigación Mexicana sobre la Chaya.Fin