Historia de las Nieves y los Helados en México

Aunque es costumbre en los "hemc" que el anfitrión, que es la persona que propone el tema, participe con sus respectivas recetas hasta el momento de hacer el resumen (que es otra de las tareas que tiene este personaje); eso no impide que pueda empesar a ilustrar un poco sobre el tema para que la participación de los participantes resulte más interesante. En esta ocación me referiré a los más antiguos vestigios de estos postres helados que se hacían en el México precolombino.

Los antiguos pobladores de lo que ahora se llama América eran personas muy religiosas. Creian, por ejemplo que los aromas de los alimentos y las flores al "desaparecer" eran absorvidos por sus dioses o el ánima de sus antepasados; de tal manera que al ofrecerlo a sus dioses o a sus muertos, estos "comian" de aquellos manjares.

Los códices antiguos de la cultura teotihuacana, nos revelan que en México se celebraba una ceremonia religiosa para pedir a los dioses buen año de cosecha esto en el día del equinoxio, y dentro de los manjares que preparaban para los dioses preparaban un tipo de nieve hecha a base de agua, leche, mieles, y frutos de la época como: capulin, mamey, cacao etc. Para esto mandaban a traer con corredores especiales hielo de las montañas más altas y en una olla de barro ponían el líquido con las mieles y las frutas, esta olla la ponian adentro de una cubeta de madera más grande donde ponían el hielo y sal, y a base de estar dándole vueltas congelaban el líquido y quedaba la nieve, era un manjar de dioses. Esto fue en la civilización teotihuacana, ya en la conquista los frailes la perfeccionaron con su gelato principalmente de Italia.

Desde el siglo XIX, en las grandes y pequeñas ciudades, vendedores ambulantes de "nieve de garrafa" recorren las calles con un "carrito" con varias cubetas de madera y en su interior otra cubeta más pequeña de metal con la nieve; y entre una y otra cubeta hielo con sal.

Actualmente existe en un pueblo del distrito federal en la que anualmente se hace una feria del helado, en fechas cercanas a la semana santa.

7 comentarios:

La Cocina Mía - Thermomix dijo...

Que historia más bonita. Además una bella forma de conocer el origen de algunas cosas.

Saludos

Chary Serrano dijo...

Muy buena historia.
Yo recuerdo de muy pequeñita cuando pasaban por las calles vendiendo hielo en grandes trozos rectangulares y también el carrito de los helados que nada tiene que ver con el que nos ponen en las películas americanas.
Era un hombre con un mini-carro con pocos compartimentos con helados básicos: de chocolate, de vainilla, de fresa... ¡pero que ricos para sofocar las calurosas tardes del verano!.

Mexico Cooks! dijo...

Qué bonita historia! Es muy refrescante leer de los helados, y aún más refrescante comerlos.

Si quisieras ver algo de la historia de las famosas paletas mexicanas, leélo aqui:

http://mexicocooks.typepad.com/mexico_cooks/2007/06/paletas_popsicl.html

Felicidades en tu blog, es hermoso y lleno de muchísimo.

Buy Viagra dijo...

un historia es entretenida! realmente buena! me trae grandes recuerdos!

Buy Viagra dijo...

gande ecuerdos afloran! linda historia!

Elliott Broidy dijo...

Me encanta!

Anónimo dijo...

Pues no es historia, sino cuento. Los teotihuacanos no tenían códices. Los primeros códices se hicieron 500 años después de que Teotihuacan quedara abandonada. Hacían una mezcla con leche? Leche de que, sí no tenían vacas.