Alfalfa (Medicago sativa)

La Alfalfa, cuyo nombre científico es Medicago sativa, es una planta utilizada como forraje, y que pertenece a la familia de las leguminosas. Tiene un ciclo vital de entre cinco y doce años, dependiendo de la variedad utilizada, así como el clima. Llega a alcanzar una altura de 1 metro, desarrollando densas agrupaciones de pequeñas flores púrpuras. Sus raíces suelen ser muy profundas, pudiendo medir hasta 4,5 metros. De esta manera, la planta es especialmente resistente a la sequía. Tiene un genoma tetraploide.
La alfalfa procede de Irán, donde probablemente fue adoptada para el uso por parte del hombre durante la Edad del bronce para alimentar a los caballos procedentes de Asia Central. Llegaría a Grecia alrededor del 490 adC, siendo utilizada como alimento para la caballería del ejército persa. A Estados Unidos llegaría a través de Chile, en torno a 1860. Fuente.
Se puede consumir en forma germinada (se cubre la semilla con un paño húmedo y en unos días germina y ya está lista para comer) o se planta y se cosecha, cuando tiene unos 20 ó 25 cm., para sacarle el jugo. Fuente.
Tambien las hojas y tallos tiernos se consumen crudos en licuados o cocidos como verdura.