Buñuelos "Totota"

Mi abuela (Mamá Totota) padeció de artritis por muchos años, asi que cuando empesó con sus "dolencias" me enseño a amasar la masa de los buñuelos; porque yo era el nieto más grande de edad (tenía 10 años, ¡¡bueeno no hace mucho tiempo de eso!!) y se requería mucha fuerza y mucho trabajo. He aqui la receta:

Ingredientes:

1 kg de harina del Cisne cernida CLIK
2 cucharaditas de polvos de hornear
de 2 a 3 docenas de huevos
2 cucharadas de sal
½ taza de leche
1 taza de manteca de cerdo

azúcar estandar
canela en raja
2 litros de agua

harina para extender
2 litros de aceite para cocinar o manteca de cerdo

Procedimiento:

En la mesa de trabajo se forma un cerrito y se le hace un cráter. Ahí se van incorporando los huevos uno a uno y se van integrando a la harina con las manos, a que quede una masa manejable pero no dura, se sigue amasando a que valla formando liga, se azota, se estira y se sigue amasando. En la leche se disuelve la sal y se integra a la masa. Se sigue amasando, azotando y estirando y cuando esté uniforme se añade la manteca y se sigue amasando hasta que empieza la masa a tener ventosas. En un recipiente de plástico untado con manteca se deposita la masa y se cubre con un trapo húmedo. Se deja reposando en un lugar tibio por 12 horas.
Al día siguiente sin trabajar demasiado la masa se forma bolitas y se extienden con el palote ayudándose con harina. Se llevan a orear en un lugar aireado sobre un trapo (puede ser un mantel o una sábana) y después de un rato se voltean para que se oreen por el otro lado. Si el buñuelo esta grueso o el grosor es disparejo se puede rectificar con el palote para que quede uniforme.
En una sartén grande con suficiente aceite caliente o manteca de cerdo se van dorando los buñuelos y se ponen a escurrir. Se deben sacar cuando estén ligeramente dorados porque van a oscurecer fuera de la sartén. Si el aceite esta muy oscuro se cambia porque le da un sabor amargo al buñuelo.
Mientras tanto se prepara el jarabe de canela integrando en una olla los ingredientes del segundo grupo. Debe quedar una miel ligera.
Para consumirse, cada buñuelo se rompe en el plato y se baña con una generosa porción de miel de canela. BUEN PROVECHO

2 comentarios:

verykueto dijo...

QUE RARO DEJARLOS SECAR Y LUEGO AMASARLOS !!!NUNCA HABIA OIDO ESTO.FALTARIA AGREGAR COMO LOS HAS ""sentido "".¿¿¿esponjosos ,duritos??si no te los comen todos ¿¿cuanto duran ???(como los has secado ,duran mas ???

Raulillo.ok dijo...

Disculpa la tardanza en contestar. Si lees bien, primero se amasa, se deja reposar la masa, se extienden las bolitas, se orean y luego se fríen.