El Esquimo

Nunca olvidaré el rechinar de las llantas y el sonido de la campana del heladero que vendia en un gran cubo de lámina unos esquimos que a mi, a mis 6 años se me hacían verdaderamente deliciosos, y es que si lo eran!!.
Era un postre helado en forma de pirulí de sabores vainilla o fresa y que venían en una especie de cilindro pequeño con terminación en pico. Son típicas en Guadalajara, Jal.

Continuará